Un pan hecho en honor del Niño Jesús

Imaginemos cuán paradisíaca debía ser la convivencia de la Sagrada Familia en el seno de la humilde casa de Nazaret y qué hacía el pequeñito Niño Dios cuando al estar con hambre le pedía a su Madre algún alimento. ¿Qué le daría Ella a Jesús? ¿Un pedazo de pan? Si era esto, se trataría, evidentemente, de un manjar de primerísima categoría. Porque si “el aroma del pan es la honestidad del panadero”, conforme se suele decir, ¿cómo sería el olor de una iguaria preparada por la Reina del Cielo y de la tierra? Intentando imaginar e imitar un pan hecho por la Virgen María para el Niño Jesús, podemos usar una receta de los habitantes de Dresde (Alemania) que preparaban durante el Adviento un pan llamado “Stollen: un pan levemente fermentado y dulce, que contiene mucha mantequilla, especias, frutos secos y fruta confitada, entre otros ingredientes.

Dependiendo de quien lo hace, adquiere un sabor propio. Las variantes se multiplicaron de generación en generación y no faltan los que mantienen en secreto la forma de prepararlo.

Pero se trata siempre de un pan típico de la época de Navidad, cuyo formato alargado y blanca cobertura recuerda a los alemanes la silueta del Niño Jesús envuelto en pañales.

 

¿Cómo preparar un Stollen para esta Navidad?

Ingredientes

1.ª parte: 500 g de harina de fuerza

/ 1 cuchara (sopera) de levadura

en polvo / 1 cuchara de azúcar avainillado

/ 1 pizca de sal / ralladura de

5 limones y 5 naranjas / 1 cucharilla

(de café) de cardamomo / 1 cucharilla

de canela / 1 cucharilla de anís /

1 pizca de nuez moscada.

2.ª parte: 2 huevos / 375 g de

mantequilla / 250 g de requesón /

100 g de azúcar / 6 gotas de esencia

de almendra. Parte de la mantequilla

puede ser sustituida por

grasa vegetal, pero esto haría que

la masa quede menos suave y más

propensa a quebrarse.

3.ª parte: 200 g de pasas blancas /

200 g de pasas negras / 100 g de almendras

trituradas / 200 g de orejones

y 100 g de fruta confitada, todo

cortado en cubitos / ron o coñac.

Cobertura: 100 g de mantequilla

/ 50 g de azúcar glas / 50 g de azúcar

avainillado.

Modo de elaboración

Cuarenta y ocho horas antes de

comenzar la preparación, deje las

pasas en remojo con ron o coñac.

Mezcle en un bol los ingredientes

de la primera parte y bata en la

licuadora los de la segunda. Triture

bien las especias instantes antes

de añadirlas, pues eso hará que den

más sabor.

Junte todo hasta formar una pasta

homogénea y añada cuidadosamente

los ingredientes de la tercera parte.

Viértalo en un molde untado con

mantequilla y espolvoreado con harina

y cuézalo en horno precalentado

a 180 ℃, hasta que la masa quede

seca y con un color ligeramente dorado.

Estando el pastel aún caliente,

retírelo del molde y embadúrnelo

abundantemente con mantequilla

derretida, espolvoreando bastante

azúcar glas y azúcar avainillado mezclados.

Trabájelo con cuidado para

que no se rompa.

Envuélvalo en papel de aluminio

y guárdelo en lugar fresco y seco,

pero no en el frigorífico. En los climas

más cálidos, una semana de

reposo será suficiente. Sin embargo,

para que esté en el punto exacto conviene

esperar un mes o más.

Si se opta por dejarlo reposar un

tiempo largo, se aconseja inyectar

amaretto con una jeringuilla una

vez por semana. Esto ayudará a

conservarlo y hará con que tenga un

sabor muy especial. Y, para darle

un aire diferente a la receta, se puede

envolver el Stollen con mazapán,

bañarlo con chocolate negro y decorarlo

con láminas de almendra.

Isabela Obrzut Corbeta

¿Conocías esta historia sobre San José?

Dos días después terminaba una oración de treinta días para pedir cosas imposibles al Santo Patriarca y un avión se partió en dos al aterrizar en una ciudad de España con casi cien personas: el piloto era mi hermano.