Comunicado de la Asesoría Jurídica del cardenal D. Raymundo Damasceno, Comisario Pontificio de los Heraldos del Evangelio

Comunicado de Prensa: “A respecto de algunas informaciones inexactas o tendenciosas vehiculadas por algunos medios de comunicación en España a respecto de la Asociación Heraldos del Evangelio, el Asesor Jurídico del Comisario Pontificio, el Cardenal Raymundo Damasceno Assis, tiene a bien esclarecer que:

Los Heraldos del Evangelio no han culpado a nadie – Comunicado de Prensa 20/05/2022

Los Heraldos del Evangelio no han culpado a nadie

Comunicado de Prensa 20/05/2022

Ante los recientes hechos ocurridos en la Finca los Alcores, residencia privada de los Heraldos del Evangelio en Sevilla la Nueva, han sido publicadas algunas noticias que merecen ser aclaradas. Como se sabe, un Cristo y una imagen de la Santísima Virgen fueron destrozados con signos de odio contra la fe católica por vándalos cuya identidad aún no se conoce en la noche del 15 al 16 de mayo.

La página digital de la Plataforma Vecinal de Sevilla la Nueva – página de autor no identificado – ha publicado un artículo titulado: “Sevilla la Nueva no es cristianófoba. Pedimos Respeto a la ley”. A seguir el periódico digital “El Público” se ha hecho eco de esta publicación presentando un refrito de pseudo-informaciones, no de cierto en sintonía con la realidad, a comenzar por el título: “Los Heraldos del Evangelio acusan a todo un pueblo de profanar una Virgen para hacerse las víctimas”.

Es necesario esclarecer que la “Plataforma Vecinal” no responde a ninguna agrupación de vecinos, es promovida por un autor privado de identidad hasta ahora desconocida. El título del mencionado artículo de la “Plataforma Vecinal” es consolador y pacífico, sin embargo, en el contenido hay algunas imprecisiones y equívocos de no poca monta que es necesario esclarecer. Los Heraldos del Evangelio presentan a seguir sus razones apelando al sentido común, a la objetividad y a la verdad de los hechos. Y lo hacen con todo el respeto que merecen sus detractores, simplemente para defender su fama ejerciendo un legítimo derecho.

Es necesario realzar que el artículo empieza mencionando un video publicado por los Heraldos en el cual se dan a conocer al gran público los detalles del lamentable atentado a la sensibilidad religiosa perpetrado en la Finca de los Alcores, residencia privada de la Asociación, en Sevilla la Nueva. En tal video https://youtu.be/Y4uRNgPzaXo no se menciona una sola vez a los vecinos y menos aún se les atribuye el hecho. Al contrario, la palabras más repetidas por el Heraldo que lo protagoniza son “amor” y “perdón”. Los Heraldos aprovechan la ocasión para agradecer las muchas muestras de solidaridad por parte de vecinos, algunos de ellos no creyentes o afiliados a otros credos que, en el aprecio a la libertad religiosa y al pluralismo, han manifestado su tristeza y su repudio por lo acontecido. Ha sido consolador sentirse apoyado en un momento tan difícil.

No se entiende, pues, que la Plataforma Vecinal – o más bien su autor anónimo – haya afirmado que los Heraldos del Evangelio han decidido “soltar a sus perros celestiales contra los vecinos de Sevilla la Nueva y amedrentarnos acusándonos de fanáticos y de atacarles aprovechando la excusa medioambiental y ecológica a raíz de la nueva casa que pretenden construir allí”. Nada más lejos de la realidad. Los Heraldos no les han reprochado a los vecinos los hechos en ninguna ocasión, menos aún les han acusado de fanáticos. Antes bien, los Heraldos han sido, son y serán siempre buenos vecinos, cordiales y gentiles, siguiendo la máxima del Evangelio, que nos enseña que los cristianos deben imitar al Padre celestial, que hace nacer el sol sobre justos e injustos, siendo educados con todos. Con dolor declaramos que no entendemos la causa de esa aberrante tergiversación de la verdad. Y con la verdad no se juega.

Tampoco se llega a comprender que la periodista Ana María Pascual haya usado las supuestas informaciones de la supuesta Plataforma Vecinal para dar supuesto fundamento a su artículo en cuyo título es repetida la acusación ya refutada. Nada más lejos de la realidad. Cui prodest? ¿A quién aprovecha? Sorprende también que la profesional no haya buscado a los representantes de la Asociación para darles el derecho de respuesta.

Es por lo tanto completamente inverosímil que se esté “infligiendo un linchamiento perpetuo contra los vecinos del municipio de Sevilla la Nueva”, como afirma el autor no identificado de la supuesta Plataforma Vecinal. Tampoco es cierto que “un video distribuido por los Heraldos del Evangelio desde su canal de Youtube, convierte un supuesto acto de vandalismo en una acusación de persecución religiosa por parte de los vecinos del municipio”. Basta ver el video para comprobar la total falsedad de lo afirmado.

El autor no identificado de la supuesta Plataforma Vecinal, afirma aún que los Heraldos y otras personas u asociaciones vinculadas a ellos “nos han amedrentado con acusaciones que tildan a los vecinos de Sevilla la Nueva de pertenecer a grupos de extrema izquierda, se nos ha acusado de ser organizaciones de movimientos anticlericales, así como de ser ateos, de pertenecer a movimientos radicales e incluso se ha acusado a los vecinos de ser satánicos”. Los Heraldos del Evangelio jamás han hecho algo semejante. Si alguien ejerciendo su derecho de libre expresión ha manifestado algo en ese sentido debe responder por sus actos. La Asociación no está vinculada de ningún modo a ese tipo de actitudes.

Es menester esclarecer que el autor no identificado de la Plataforma Vecinal se arroga de algún modo la “voz del pueblo” cuando en realidad ni siquiera él mismo, por ser anónimo, quizás represente una voz fiable. En ese sentido, asevera que “la inmensa mayoría de los vecinos que se posicionan en contra de esta construcción, son católicos y que, justamente lo que les preocupa es la patente desviación de este grupo religioso respecto a la doctrina de la iglesia”. Reza el aforismo latino: “probatio incumbit qui dicit”, o sea, probar la acusación es responsabilidad de quien acusa, pues al acusado se concede siempre la presunción de inocencia hasta que no se demuestre lo contrario. ¿Será real lo que afirma el autor no identificado de la supuesta Plataforma Vecinal a respecto de una supuesta mayoría de católicos miembros de la supuesta asociación vecinal que estarían preocupados por supuestas desviaciones doctrinales de los Heraldos? Con todo, es necesario aclarar que los Heraldos jamás han sido acusados menos aún condenados por ninguna autoridad eclesiástica competente de desviación de la doctrina de la Iglesia, por mínima que sea. Poner una tal afirmación en labios de una supuesta mayoría de supuestos vecinos pertenecientes a una supuesta Plataforma Vecinal es simplemente difamación.

También es totalmente falso que la asociación esté intervenida por el Vaticano para corregir supuestas derivas sectarias. A este respecto puede consultarse aquí el precedente Comunicado de Prensa.

El autor no identificado de la Plataforma Vecinal, citando a distintos ex miembros, también ellos no identificados, afirma que “el eje de la defensa de los Heraldos del Evangelio en cualquier sitio que se instalan y en el que los vecinos se posicionan en contra de sus macroconstrucciones religiosas, siempre ha sido anunciar a los cuatro vientos de que son víctimas de una persecución religiosa y que un ataque a los Heraldos del Evangelio, es un ataque a la iglesia católica”. ¿Podría el autor no identificado de la supuesta Plataforma vecinal citar al menos un caso de la supuesta manipulación arriba mencionada? Por lo general, las construcciones de los Heraldos han sido ampliamente bien acogidas por los vecinos y además notoriamente benéficas para el desarrollo de las poblaciones que las albergan. Por aquí se ve la escasa fiabilidad de las fuentes no identificadas del autor no identificado, ya que lanzan al viento informaciones falsificadas dignas de un título muy de moda: “fake news”.

Pues bien, todas estas supuestas fuentes son las que utiliza la periodista de “El Público” como supuesto fundamento de su artículo… Cada quien saque sus conclusiones.

Aconsejamos asistir al video aquí pues ilustra el asunto que se está tratando.

Vándalos hacen trizas imagen de la Virgen en finca de los Heraldos del Evangelio en Sevilla la Nueva

En la noche del 15 al 16 de mayo, vándalos destrozaron una imagen de la Virgen María del jardín de la casa de los Heraldos del Evangelio situada en la Finca de los Alcores, en Sevilla la Nueva, además de causar otros daños significativos a la propiedad.

COMUNICADO DE PRENSA – HERALDOS 2022

  

Comunicado de prensa

Los Heraldos del Evangelio y la construcción de una Iglesia y Monasterio en Sevilla la Nueva (Madrid)

Esclarecimiento sereno y objetivo a respecto
de la verdad de los hechos

 

Madrid, 2 de mayo de 2022

Memoria de San Atanasio, Padre y Doctor de la Iglesia

Recientemente, algunos vecinos de Sevilla la Nueva mostraron su oposición a un proyecto de construcción por los Heraldos del Evangelio, de una Casa-comunidad e Iglesia (oratorio privado) en una finca privada de la Urbanización “Los Cortijos” en las que se albergará de modo adecuado la vida de oración y la acción pastoral de la mencionada asociación católica. Actividades, que dicho sea de paso, ya se vienen desarrollando en las instalaciones que la citada Asociación posee, desde hace más de tres años, sin que jamás se haya despertado la reacción negativa de ninguno de los vecinos, algunos de los cuales incluso han participado de encuentros y otras iniciativas promovidos por ésta en la mencionada finca; todo ello, en el marco de las buenas relaciones de vecindad existentes en todo momento. En este periodo de tres años, no se ha producido ni un solo incidente, con ningún vecino de la urbanización, lo que denota que la presencia de los Heraldos en nada perturba la paz social con sus vecinos, con independencia de que alguno de ellos pueda o no gustar de estas actividades desarrolladas por los mismos; todo ello en el marco la libertad religiosa que recoge nuestra Constitución, con especial mención a la Iglesia Católica.

Que sentado lo anterior, las líneas acusatorias de los opositores contra este proyecto de ampliación de la actual superficie construida, van en dos sentidos, a saber. De una parte, aducen un cierto interés ecológico-ambiental. De otra parte, los opositores lanzan una serie de acusaciones contra la idoneidad de la asociación católica Heraldos del Evangelio, de las que se han hecho eco algunas publicaciones nacionales de amplia difusión, sin dar previamente oportunidad a la Asociación de defenderse. Actuando así no se ha dado, desde luego, muestras de excelencia ética en lo que respecta a la deontología periodística. De cualquier modo, las acusaciones padecen una total orfandad probatoria, y por tanto carecen de cualquier rigor jurídico, son en su mayoría descalificaciones redundantes y tendenciosas. En relación a cada una de ellas, la Asociación ha tenido ocasión de presentar ya sus respuestas, de las que, dicho sea de paso, no ha hecho eco ninguno de los medios de difusión aludidos, vulnerando el derecho de rectificación de los Heraldos.

En este comunicado de prensa se ofrecerán las adecuadas explicaciones, a fin de compensar la falta de objetividad y de exención de ánimo que viene caracterizando este intento de linchamiento mediático. Por lo demás, esta segunda línea de oposición, totalmente metajurídica, deslegitima a los opositores, que debieran centrar su debate en una cuestión de derecho urbanístico y no en descalificaciones totalmente gratuitas, propias de algunos medios de comunicación sensacionalistas; se acusa a la Asociación de la comisión de hechos, que de ser ciertos serían constitutivos de delito, pero sorprendentemente, no se menciona ni una sola sentencia condenatoria, ni siquiera se hace alusión a la incoación de diligencias de investigación a ningún miembro de la Asociación, por la comisión de esos hechos “ilícitos”; por lo que tales afirmaciones vulneran gravemente el derecho al honor de los Heraldos del Evangelio como persona jurídica y de sus integrantes como personas físicas; y se vulnera uno de los derechos fundamentales del derecho penal, a saber, la presunción de inocencia.

En efecto, la rapidez de la propagación mediática a nivel nacional en distintos medios, cuya inclinación ideológica es de sobra conocida, sorprende a primera vista, tratándose ésta de una cuestión municipal de mero trámite, cual es la concesión de una licencia de obras, sin mayores repercusiones a nivel nacional.

Para facilitar al lector comprender el “status quo” de las diatribas, ofrecemos a continuación, de forma sintética y por separado, los argumentos esgrimidos por los detractores, sean en la línea ambiental que en la ideológica, con las debidas explicaciones.

1. El Proyecto de construcción de Casa-comunidad e Iglesia (oratorio privado): Debate a respecto del interés ambiental de la zona y de la supuesta violación del equilibrio ecológico.

a. Se afirma por parte los opositores que la Iglesia y Casa-comunidad de los Heraldos se pretenden construir en una zona medioambiental de conservación prioritaria. Esa afirmación carece de rigor, pues la finca en cuestión está ubicada en la Zona C, esto es, “Usos Generales”, y por tanto sería un terreno urbanizable programado y en el mismo se puede construir, tal como se recoge en el Decreto 26/2017 de la Comunidad de Madrid (BOCM 17 de marzo de 2017), al que nos remitimos, y en el que la califica de poco interés ambiental, no colindando con ninguna zona de conservación prioritaria.

Por lo demás, dado que estamos en periodo de alegaciones de este Proyecto, es el momento para, de forma serena, formular tal objeción, si nuestro Proyecto vulnera tal norma.

b. Se indica también, por parte de los detractores, que no se puede construir edificaciones de más de 7 metros de altura. A este respecto, habrá que estar a los Informes de los Técnicos y al preceptivo Informe que deberá emitir la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid.

Insistimos una vez más en nuestro total respeto a la legalidad vigente. Los técnicos que asesoran a los Heraldos han presentado los correspondientes Informes, que avalan sus legítimas pretensiones, y los técnicos municipales emitirán también el suyo; y a la vista de los mismos el Pleno del Ayuntamiento deberá decidir, sin olvidar que la Comunidad de Madrid también deberá emitir su correspondiente Informe.

En todo caso, debe quedar claro que ninguna construcción se llevará a cabo sin la preceptiva licencia de obras, donde se fijarán esos fundamentales extremos.

En este sentido, los Heraldos del Evangelio, actúan, como cualquier otro propietario de la citada Urbanización.

Nuevamente debemos insistir, que es el momento, para que los opositores aleguen sobre tal extremo, en el expediente que tramita en el Ayuntamiento.

2. Debate a respecto de la idoneidad moral de la Asociación Heraldos del Evangelio:

Los opositores, de forma directa o promoviendo publicaciones en diversos medios de amplia difusión, atribuyen a la Asociación diversas descalificaciones, totalmente gratuitas. Cuando lo razonable y serio hubiese sido, por parte de estos medios de comunicación hostiles, preguntar al Obispo de la Diócesis, antes de vehicular esas noticias claramente tendenciosas, por no decir calumniosas, afirmando, entre otras:

a. Que es una realidad religiosa peculiar, y que su finca se utiliza para propagar su culto.

Los Heraldos del Evangelio, como es público y notorio, son una asociación de derecho pontificio aprobada por la Iglesia Católica, el 22 de febrero de 2001, que ha venido desarrollando su actividad con normalidad en todo el mundo. En el territorio nacional colaboran con las diócesis españolas desde su fundación que se dio en el año 1999, por tanto antes ya de su aprobación pontificia. De modo particular, allí donde tiene casas, legalmente constituidas, a saber, en la archidiócesis de Madrid, en la archidiócesis primada de Toledo y en las diócesis de Getafe, Valencia y Oviedo. Las actividades pastorales y apostólicas de la Asociación son difundidas ampliamente por medios digitales e impresos y son fácilmente consultables. Los Heraldos del Evangelio son, por lo tanto, una realidad asociativa en plena comunión con la Iglesia Universal y con las Iglesias particulares, de modo especial en las que más de cerca participa.

b. Los Heraldos no han aceptado el Comisariado impuesto por el Vaticano

Los Heraldos del Evangelio, en obediencia a la Santa Sede, han aceptado el comisariado pacíficamente. Desde 2019 y desde la actualidad son guiados por un célebre prelado brasileño, el Cardenal Raymundo Damasceno Assis, con quien se reúnen periódicamente en sana armonía. Cualquier noticia que afirme lo contrario carece de rigor periodístico.

Para corroborar tal afirmación, sirva como mero botón de muestra, el reciente comunicado de prensa publicado el 26 de abril de 2022 en Brasil por el asesor jurídico del Comisario Pontificio de los Heraldos del Evangelio que así se explica:

“Es oportuno recordar que el nombramiento del Cardenal Raymundo Damasceno de Assis como Comisario Pontificio para los Heraldos del Evangelio no significa un procedimiento punitivo, como ha declarado la misma Santa Sede, sino tan sólo un auxilio de la Iglesia a fin de optimizar la madurez institucional de la Asociación. El Comisario Pontificio se ha estado reuniendo con diversos sectores de la institución [Heraldos del Evangelio] para que, en espíritu de cooperación, y mediante el diálogo y la escucha – como enseña el Santo Padre Francisco – sea posible encontrar buenos caminos para los desafíos de la Iglesia en el Brasil y en el mundo”.

c. Se acusa al Fundador y a los superiores de ser investigados por supuestos abusos sexuales.

Esta afirmación carece del más mínimo rigor jurídico, amén de ser claramente difamatoria. Ni el Fundador ni ninguno de los superiores o miembros de la Asociación están siendo investigados por supuestos abusos a menores u otros delitos. La única denuncia presentada en el pasado relativa a esta materia fue archivada por la propia Policía y por la Fiscalía brasileña tras la práctica de las debidas diligencias de investigación, siendo que en la actualidad la entonces denunciante está siendo investigada ante el tribunal penal por un presunto delito de denuncia falsa.

A este respecto, el mismo referido comunicado de prensa del asesor jurídico del Comisario Pontificio afirma: “Sobre las otras investigaciones acerca de otros crímenes hipotéticos, es posible certificar que hasta el presente momento ningún tribunal civil o eclesiástico, patrio o extranjero, ha declarado que la asociación [Heraldos del Evangelio] haya practicado algún tipo de delito”.

d. Se acusa a los Heraldos del Evangelio de abuso de poder, alienación parental, disciplina excesivamente férrea y abusos de conciencia.

Los Heraldos del Evangelio realizan su apostolado con personas de todas las clases sociales y de las edades más diversas. También los jóvenes, adolescentes y preadolescentes son objeto del apostolado de la Asociación. Hace más de veinte años que ese trabajo pastoral viene siendo realizado en beneficio de las familias con sus hijos menores y a día de hoy no se ha verificado en sede judicial civil o eclesiástica ninguna de las tipologías supra mencionadas.

Es de resaltar que todos los menores de edad que participan en proyectos educativos en los cuales la Asociación Heraldos del Evangelio está involucrada de algún modo, gozan del permiso de sus padres, incluso para hospedarse en centros de tales proyectos.

La Asociación AMPARE reúne en la actualidad a la totalidad de los padres de alumnos que están inscritos en tales proyectos (actualmente más de quinientas familias en todo el mundo y más de dos mil familias contando ex alumnos) y se ha manifestado ante las autoridades eclesiásticas y civiles para explicar que ciertas acusaciones puntuales promovidas por un grupúsculo de personas no tienen alguna razón de ser.

Al contrario, AMPARE viene expresando desde hace algún tiempo, de forma invariable, su satisfacción por la calidad de la enseñanza, por el respeto, por el orden y la buena conducta que se transmite a los jóvenes, por la formación católica y humana recibida por sus hijos y por el aprecio de los Heraldos del Evangelio por la institución de la familia. Siendo los padres responsables por la educación de sus hijos y gozando de la inalienable prerrogativa de la patria potestad, la Asociación Heraldos se gloría en el Señor por gozar de tan unánime y significativa aprobación. A este respecto se han recogido a lo largo del año pasado 2.583 firmas de los padres o responsables de alumnos o ex alumnos, solicitando sea hecha justicia a la Asociación y encomiando su desempeño.

Es de señalarse, con tristeza, que los medios de comunicación interesados en denigrar la Asociación den voz a ciertas denuncias, muchas de ellas ya sobreseídas y archivadas, y silencien la voz de la enorme mayoría que apoya los proyectos educativos de los que la Asociación hace parte. Dos pesos y dos medidas: cui prodest? La verdad no, ciertamente.

En el ya citado Comunicado de Prensa del asesor jurídico del Comisario Pontificio de los Heraldos del Evangelio esta realidad se pone de manifiesto a respecto de noticias difamatorias divulgadas en algunos órganos de prensa brasileña que no han hecho gala de ninguna seriedad: “Es necesario enfatizar que tan sólo reiteran acusaciones antiguas, ya descartadas por decisiones de las autoridades civiles y religiosas competentes, pues se demostraron temerarias e inconsistentes”. Y continúa: “llama la atención que las recientes materias persisten en dar voz a los desafectos de la institución, cuando existen centenas de voces favorables [a la Asociación Heraldos del Evangelio]”.

e. En los Heraldos del Evangelio se da un culto o veneración fanática al Fundador

Los Heraldos del Evangelio manifiestan en relación a su Fundador afecto filial y admiración, virtudes propias de todo buen hijo en relación a un buen padre. De otra parte, tales manifestaciones jamás se confunden con el culto de latría destinado sólo y exclusivamente a la Santísima Trinidad en el ámbito católico. Cualquier afirmación o insinuación en otro sentido es reconstrucción periodística carente de pruebas.

Para ilustrarse a este respecto, conviene recordar que Santo Tomás de Aquino trata en la Suma Teológica de la virtud de la dulía o de la honra que consiste en el homenaje que a alguien se presta por su excelencia: “todo honor supone algún testimonio acerca de la excelencia de alguien […].en las relaciones de hombre a hombre, nadie puede dar testimonio si no es mediante signos exteriores: sea por medio de palabras, como cuando uno pregona las excelencias de otro; o mediante hechos, como inclinaciones, saludos, etc.; o también mediante cosas exteriores, por ejemplo en la ofrenda de obsequios o regalos, o en la erección de estatuas” (Suma Teológica, II-II, q. 103, a. 1).

Por lo tanto, en el ámbito católico se venera no sólo a los santos, entre los cuales destaca la Santísima Virgen María, sino a personas que sobresalen, entre otras cosas, por su excelencia en la espiritualidad. La Historia de la Iglesia lo confirma con millares de ejemplos ocurridos en las vidas de los santos y de personas de reconocida virtud. Sin que el asunto, por elemental, merezca mayores discursos.

g. Se ha hablado en diversos medios de exorcismos irregulares realizados sin permiso del obispo. Incluso se han hecho circular videos obtenidos de forma ilícita de alguno de esos supuestos exorcismos a fin de causar impacto, con clara violación del derecho a la propia imagen de los implicados.

Sin embargo, la realidad de los hechos es muy diferente. Los sacerdotes Heraldos han realizado oraciones y bendiciones de sanación y liberación con personas que padecen acciones preternaturales claramente caracterizadas. Estas oraciones no se han de confundir con el exorcismo oficial de la Iglesia, que sólo puede ser realizado por exorcistas nombrados por el Obispo diocesano. Se trata apenas de oraciones y bendiciones recitadas e impartidas en comunión con la Iglesia que confía en el poder del Señor el único capaz de romper las cadenas del mal. La comunidad carismática las realiza con frecuencia e incluso el famoso Padre Amorth recomendaba a algunas almas atacadas por el espíritu del mal que acudiesen a esas bendiciones y oraciones.

En el caso de los Heraldos, tales oraciones y bendiciones han contado por lo general con un particular auxilio del Espíritu Santo, lo que en términos teológicos se expresa diciendo que fueron realizadas “virtute charismatis”. Muchos santos así las realizaron sin haber sido nombrados de modo oficial exorcistas, entre ellos el Santo Padre Pío, Santa Catalina de Siena y se podría citar aún una larga lista.

Gracias a Dios, muchos de los beneficiados por tales oraciones y bendiciones han dejado constancia escrita de las gracias recibidas. Tales testimonios se conservan en los archivos de la Asociación y han sido dados a conocer, con toda la reserva debida al caso, a las autoridades eclesiásticas competentes.

Finalmente, se hace constar que el Vicario Judicial de la Diócesis de Bragança Paulista, en el Brasil, el Rvdo. P. Dr. Rogério Ramos, CSR, tras un atento examen disciplinario y canónico de tales oraciones y bendiciones realizadas en el territorio de la Diócesis, ha concluido en parecer escrito el 24 de julio de 2018, que no hubo infracción alguna del derecho o a las normas litúrgicas.

Traer a colación esta “vexata quaestio” de supuestos exorcismos irregulares, y justo por parte de personas o medios en buena medida ajenos o hostiles a la religión, es algo digno de Franz Kafka. Se trata de pseudo-información anacrónica, parcial y, por lo tanto, irresponsable. Además con inevitable efecto difamatorio.

Lo mismo ha de decirse a respecto de la divulgación ilegítima de documentación audio-visual en que se registran encuentros fraternos y reservados entre clérigos de los Heraldos del Evangelio dónde se dan a conocer supuestas revelaciones del espíritu del mal sobre la actualidad y el futuro de la Iglesia, así como otra cuestiones marginales. En efecto, tales supuestas revelaciones fueron a seguir estudiadas por una comisión interna compuesta por doctores en Teología y Derecho Canónico, y desestimadas como inocuas. Toda la documentación relativa a los videos de encuentros clericales mencionados y los sucesivos pareceres teológico-canónicos emanados por la mencionada comisión fue entregada a autoridad eclesiástica competente la cual no consideró necesario dar seguimiento al caso.

h. El Vaticano impidió a los Heraldos del Evangelio de responsabilizarse por el Monasterio de las Clarisas de Mula

Esta afirmación es simplemente una especulación, carente de cualquier rigor probatorio, y debe considerarse totalmente falsa.

* * *

En conclusión, la Asociación Heraldos del Evangelio perdona de corazón a sus detractores, siguiendo el ejemplo de Nuestro Señor Jesucristo en lo alto de la Cruz. No podía, sin embargo, omitir esta respuesta razonable y cabal a falsas acusaciones e informaciones difamatorias, y eso por amor a la Verdad. El mismo Jesús al ser abofeteado por el siervo del Sumo del Sacerdote respondió: “si hice mal dime en qué, pero si hablé bien, ¿por qué me pegas?” (Jn 18, 23).

Con la esperanza de que las informaciones aducidas, basadas en hechos comprobables, puedan serenar los ánimos y devolverle al debate la medida del sentido común, los Heraldos del Evangelio levantan su mirada a la Santísima Virgen María, su Madre y Protectora, consagrándole su apostolado y sus proyectos para el bien de la Santa Madre Iglesia y de la sociedad española.

Consagración a la Santísima Virgen

Consagración a la Santísima Virgen
según San Luis María Grignion de Montfort

¡Haz tu consagración y estarás bajo la protección especial de María!

✨CURSO 100% gratis y 100% en línea✨

Ceremonias de Consagración a Jesus por las manos de María en España

mas de 90 mil personas que, al finalizar el curso se consagraron al Inmaculado Corazón de Maria.

Un pan hecho en honor del Niño Jesús

Imaginemos cuán paradisíaca debía ser la convivencia de la Sagrada Familia en el seno de la humilde casa de Nazaret y qué hacía el pequeñito Niño Dios cuando al estar con hambre le pedía a su Madre algún alimento. ¿Qué le daría Ella a Jesús? ¿Un pedazo de pan? Si era esto, se trataría, evidentemente, de un manjar de primerísima categoría. Porque si “el aroma del pan es la honestidad del panadero”, conforme se suele decir, ¿cómo sería el olor de una iguaria preparada por la Reina del Cielo y de la tierra? Intentando imaginar e imitar un pan hecho por la Virgen María para el Niño Jesús, podemos usar una receta de los habitantes de Dresde (Alemania) que preparaban durante el Adviento un pan llamado “Stollen: un pan levemente fermentado y dulce, que contiene mucha mantequilla, especias, frutos secos y fruta confitada, entre otros ingredientes.

Dependiendo de quien lo hace, adquiere un sabor propio. Las variantes se multiplicaron de generación en generación y no faltan los que mantienen en secreto la forma de prepararlo.

Pero se trata siempre de un pan típico de la época de Navidad, cuyo formato alargado y blanca cobertura recuerda a los alemanes la silueta del Niño Jesús envuelto en pañales.

 

¿Cómo preparar un Stollen para esta Navidad?

Ingredientes

1.ª parte: 500 g de harina de fuerza

/ 1 cuchara (sopera) de levadura

en polvo / 1 cuchara de azúcar avainillado

/ 1 pizca de sal / ralladura de

5 limones y 5 naranjas / 1 cucharilla

(de café) de cardamomo / 1 cucharilla

de canela / 1 cucharilla de anís /

1 pizca de nuez moscada.

2.ª parte: 2 huevos / 375 g de

mantequilla / 250 g de requesón /

100 g de azúcar / 6 gotas de esencia

de almendra. Parte de la mantequilla

puede ser sustituida por

grasa vegetal, pero esto haría que

la masa quede menos suave y más

propensa a quebrarse.

3.ª parte: 200 g de pasas blancas /

200 g de pasas negras / 100 g de almendras

trituradas / 200 g de orejones

y 100 g de fruta confitada, todo

cortado en cubitos / ron o coñac.

Cobertura: 100 g de mantequilla

/ 50 g de azúcar glas / 50 g de azúcar

avainillado.

Modo de elaboración

Cuarenta y ocho horas antes de

comenzar la preparación, deje las

pasas en remojo con ron o coñac.

Mezcle en un bol los ingredientes

de la primera parte y bata en la

licuadora los de la segunda. Triture

bien las especias instantes antes

de añadirlas, pues eso hará que den

más sabor.

Junte todo hasta formar una pasta

homogénea y añada cuidadosamente

los ingredientes de la tercera parte.

Viértalo en un molde untado con

mantequilla y espolvoreado con harina

y cuézalo en horno precalentado

a 180 ℃, hasta que la masa quede

seca y con un color ligeramente dorado.

Estando el pastel aún caliente,

retírelo del molde y embadúrnelo

abundantemente con mantequilla

derretida, espolvoreando bastante

azúcar glas y azúcar avainillado mezclados.

Trabájelo con cuidado para

que no se rompa.

Envuélvalo en papel de aluminio

y guárdelo en lugar fresco y seco,

pero no en el frigorífico. En los climas

más cálidos, una semana de

reposo será suficiente. Sin embargo,

para que esté en el punto exacto conviene

esperar un mes o más.

Si se opta por dejarlo reposar un

tiempo largo, se aconseja inyectar

amaretto con una jeringuilla una

vez por semana. Esto ayudará a

conservarlo y hará con que tenga un

sabor muy especial. Y, para darle

un aire diferente a la receta, se puede

envolver el Stollen con mazapán,

bañarlo con chocolate negro y decorarlo

con láminas de almendra.

Isabela Obrzut Corbeta

Listado de Conciertos de Villancicos 2021

Listado de los Conciertos de Villancicos de los Heraldos del Evangelio 2021 en España.

Visita de la Virgen María de Éfeso a la Catedral de la Almudena

Cuenta la tradición que al terminar el concilio de Éfeso en el año 431 los padres conciliares salieron y anunciaron al Pueblo la denominación del María como Madre de Dios. El pueblo exultó con gran alegría y comenzó a aclamar a la Virgen con este nombre y el orbe entero se llenó de Iglesias dedicadas a la Madre de Dios.

Heraldos del Evangelio se pronuncian sobre supuesto cierre de colegios

El último decreto del cardenal Braz de Aviz revela una vez más su animosidad hacia la asociación. ¿Cuál es su causa?


Como ya ha sido ampliamente divulgado, los Heraldos del Evangelio recibieron una visita apostólica en los años 2017-2019 cuyos resultados fueron favorables a la asociación privada de fieles, sin implicar cualquier razón plausible para la conducción de un comisariado. Sin embargo, por iniciativa de sede no competente, esto es, la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, se puso en marcha el comisariado, con especial participación de su prefecto, el Cardenal João Braz de Aviz, conocido antípoda de la institución.

El comisario designado, Cardenal Raymundo Damasceno Assis, estaba conduciendo el comisariado de modo tranquilo, incluso considerando el conturbado período de pandemia. En efecto, las noticias indicaban que los Heraldos del Evangelio continuaban con las mismas actividades de siempre, acrecentadas con la ayuda en la distribución de alimentos a familias afectadas por la pandemia.

En ese ínterin, es sabido que la campaña anti-Heraldos continuaba por internet. Al mismo tiempo, las investigaciones al respecto de las alegaciones divulgadas por los medios continuaron su curso. Pues bien, la oficina de prensa de los Heraldos nos informó que todas las denuncias escrutadas por la justicia civil, ya sea en Brasil o en el exterior, hasta ahora resultaron improcedentes, es decir, a favor de la asociación. De hecho, la tan publicitada investigación por parte del Ministerio Público fue archivada el pasado 26 de agosto, “pues – menciona la nota aclaratoria de la asociación – los hechos no fueron probados, como no podrían serlo, ya que no ocurrieron”.

Los padres y tutores conocen los hechos

Ahora ya ha sido noticiado un decreto del 22 de junio de 2021 de elaboración del Card. Braz de Aviz, que supuestamente cerraría los colegios fundados por inspiración de los Heraldos del Evangelio y dirigidos por un conjunto de padres y responsables. La entidad explica que tal determinación no es aplicable por ninguna autoridad eclesiástica, sino por “órganos vinculados al Ministerio de Educación, Secretarías de Educación Estatales o Municipales, previo debido proceso legal”. Además, la asociación explica que la decisión de acoger a menores compete primordialmente a los padres y / o responsables.

El hecho es que el decreto alega que los alumnos no tendrían suficiente contacto con sus padres. Sin embargo, los Heraldos del Evangelio informan que se recogieron 2.583 (dos mil quinientas ochenta y tres) firmas de los legítimos padres o responsables de los alumnos, quienes, con conocimiento de causa, no se sienten representados en la referida decisión. En efecto, las comunicaciones desfavorables que supuestamente habrían llegado a la mesa del Cardenal ciertamente no provienen de los auténticos padres, ya que su totalidad apoya la permanencia de sus hijos en la institución.

¿Con qué derecho?

El decreto menciona, en efecto, la anómala privación de libertad de los estudiantes para eventualmente permanecer en las residencias de la entidad. Los Heraldos, por su parte, comunican que el decreto atropella uno de los más sagrados derechos naturales, esto es, el derecho y deber de los padres de educar a su prole de acuerdo con sus propias convicciones; hiere el derecho civil, que tutela el ordenamiento de la educación básica; e infringe frontalmente el propio Derecho Canónico (en particular el Cann. 50) y el acuerdo Brasil-Santa Sede, además del sentido común.

No es de extrañar que los eminentes juristas Dr. Ives Gandra da Silva Martins y Dr. Dircêo Torrecillas Ramos radicaran un parecer el 30 de agosto de 2021 al Cardenal Braz de Aviz, explicando que el referido decreto “se basó en premisas genéricas, que no coinciden con la realidad de los hechos – interfiere en asunto ajeno al Derecho Canónico”, además de adentrarse en “un campo cuya reglamentación y respectiva tutela son de atribución de autoridades civiles brasileñas”. Finalmente, los juristas esperan que sean empleados “todos los esfuerzos para que se haga justicia y se restablezca el diálogo, en beneficio de los Estudiantes Heraldos adolescentes, sus padres, la sociedad y la propia IGLESIA, respetando el Estado de Derecho”. Los Heraldos del Evangelio igualmente mencionan que también se pronunciaron otros jurisconsultos.

¿Una aberración jurídica histórica?

Desde los primeros estruendos mediáticos contra los Heraldos del Evangelio hasta hoy, la congregación encabezada por el Cardenal Braz de Aviz no ha realizado cualquier tipo de investigación. Según nuestras fuentes, fueron realizadas investigaciones internas independientes por parte de los propios Heraldos a fin de averiguar la realidad de los hechos. Pues bien, todas las alegaciones se revelaron fraudulentas, ya que efectivamente fueron realizadas de manera coordinada por un grupo malhechor, mediante la obtención de ventajas económicas (coimas). Por otra parte, el propio poder civil concluyó que las acusaciones carecían de fundamento, inclusive en algunos casos revirtiendo en proceso judicial contra los calumniadores.

Pues bien, si se confirma la aplicación del decreto, se estaría ante una de las mayores aberraciones jurídicas de la historia eclesiástica. En efecto, el pasado lamentablemente atestigua el hecho de que el poder civil persiguió y aún persigue a la Iglesia en muchas partes del mundo. Por otro lado, en ciertas ocasiones, el mismo poder civil se alió con sectores de la propia Iglesia para perseguir a inocentes, como en el infame juicio de Santa Juana de Arco. Sin embargo, nunca se ha escuchado que la Iglesia (o un sector de ella) haya declarado una sanción a un organismo eclesiástico, ¡incluso cuando el poder público ha declarado su inocencia!

En el célebre escándalo mediático contra la Escola Base en São Paulo en 1994, el caso más conocido de fake news en Brasil, el delegado de policía, cuando se le preguntó cuáles serían las pruebas contra los dueños de la escuela, respondió: “La investigación es la prueba”. Bueno, en el caso de los Heraldos, ni siquiera hay una investigación y aun así, ¡se impone una sanción!

Rígidamente contra la rigidez

De hecho, según nuestras fuentes, el Cardenal Braz de Aviz, en misiva enviada al Cardenal Damasceno el 16 de febrero de 2021, solicita que cesen los procesos judiciales movidos por los padres de los adolescentes Heraldos contra los calumniadores. Ahora bien, si esto es cierto – y todo indica que lo es –, eso sin duda revela un juicio por lo menos unilateral por parte del cardenal brasileño. En realidad, de lo que los padres oídos por nuestra reportería se quejan no es la falta de contacto con sus hijos, sino un contacto con el propio Cardenal, el cual, durante varios años, siempre se recusó en atenderlos.

En cualquier caso, incluso si la disciplina en los Heraldos del Evangelio no está de acuerdo con los deseos del Cardenal Braz de Aviz (según él, “excesivamente rígida”), cabe preguntarse por qué los Proverbios (23, 13) interpelan : “No vaciles en corregir a un niño”. Más bien, es necesario preguntarse: ¿por qué será que él tiene todo ese mal humor contra la disciplina? ¿Será para proteger a sacerdotes corruptos con niños, como él mismo admitió haber hecho en el pasado? Como dijo San Pablo a Tito (1,15): “Todo es puro para los puros”. Ya para los impuros…

Por Saúl Castiblanco

Redacción (07/09/2021 07:37, Gaudium Press)