Un grupo de Jaén se Consagra a Jesús por las manos de María

El pasado sábado 17 de octubre, un grupo de Jaén realizó la Consagración a Jesús por las manos de María, según el método de San Luis María Grignion de Montfort, en la casa de los Heraldos del Evangelio, en Camarenilla (Toledo).

Peregrinación Virtual a Guadalupe

LA PEREGRINACIÓN VIRTUAL A GUADALUPE FINALIZA CON UNA SERIE DE MISAS EN LA BASÍLICA Y EN AMERICA Y CON LA SATISFACCIÓN DE LOS PEREGRINOS DE HABER VIVIDO UNA “EXPERIENCIA ÚNICA”

 

Con la entrega virtual de la credencial del peregrino, firmada por don Francisco Cerro Chaves, arzobispo de Toledo, finalizó la peregrinación virtual a Guadalupe que comenzó el viernes 9 de octubre hasta el 12 de octubre, fiesta de la Hispanidad. Esta peregrinación, organizada por el Arzobispado de Toledo, reunió durante cuatro días a más de 2.500 personas de 31 países, que recibieron cada jornada el material del peregrino, viviendo en comunión y oración este encuentro con la Madre, la Virgen de Guadalupe.

El material que se encontrará próximamente en la web de www.jubileoguadalupe.com se pone a disposición de todas las personas, parroquias, movimientos y entidades que quieran “ponerse en camino hacia la Virgen, la Madre de Dios”, como indicaba don Francisco Cerro en su saludo a todos los participantes.

Han sido muchas las opiniones y valoraciones que los peregrinos han hecho llegar por diversas vías de comunicación a la Comisión Organizadora de la Peregrinación Virtual, formada por sacerdotes y seglares, y a la Comunidad Franciscana del Santuario, en las que se ponen de manifiesto la emoción y la satisfacción que ha supuesto el realizar esta peregrinación, convirtiéndose, como muchos participantes han expresado, “en una experiencia única”, que les “ha enganchado y han podido entender y vivir el Evangelio”, gracias a los itinerarios físico, itinerario espiritual, momento orante, catequesis, el santo peregrino y el juego “Entrance Room”.

Los peregrinos han resaltado la “sencillez y la rigurosidad de los contenidos, teniendo presente a la Virgen de una forma diferente pero también cercana”.

Retransmisiones Día de la Hispanidad

 

Por otra parte, es de destacar que el pasado 12 de octubre desde las redes sociales del Jubileo Guadalupe se fueron dando a conocer las retransmisiones del Día de la Hispanidad desde los distintos países, como España (desde Guadalupe, presidida por el obispo emérito de Segovia, don Ángel Rubio Castro), Perú, Costa Rica, Argentina, México, Colombia, Ecuador y Honduras.

La Misa de las 17:00 hrs. fue celebrada por un sacerdote Heraldo del Evangelio en el propio Santuario. Integrantes del coro de esta asociación de Derecho Pontificio, animaron la Eucaristía que fue transmitida tanto por el Canal YouTube del Jubileo Guadalupense, como por el canal YouTube de los Heraldos del Evangelio de España, y en la que participaron tanto integrantes de la orden II como terciarios y cooperadores de la Provincia de Toledo. 

En todos los países se celebró la misma Misa votiva de Nuestra Señora de Guadalupe para que hubiese una unión más estrecha.

Con la Eucaristía presidida por el cardenal don Óscar Rodríguez Maradiaga, arzobispo de Tegucigalpa, desde el Santuario de Nuestra Señora de Suyapa, concluyeron las diferentes misas que se retransmitieron el Día de la Hispanidad, sucediéndose de hora en hora. El cardenal Maradiaga en su homilía manifestó “que este Jubileo Guadalupense avive en todas y todos ustedes, queridos hermanos, con los cuales estamos unidos, el amor a Jesús y a su Santísima Madre”.

Desde la Secretaría de Coordinación del Jubileo de Guadalupe agradecieron  a todas las personas que han participado en esta iniciativa y también a la Comunidad Franciscana del Santuario, así como a los sacerdotes y seglares que han preparado la peregrinación virtual.

Inauguración tras los trabajos de restauración de la torre de la Catedral Primada de Toledo

Consciente del significado de la Catedral toledana para la ciudad, y a pesar de las dificultades económicas ocasionada por la falta de ingresos a causa de la pandemia, el Cabildo ha querido finalizar las obras de rehabilitación de la torre.
Posteriormente todos los presentes se han dirigido al exterior del templo Catedralicio donde pudieron ver la Torre restaurada y escuchar los Himnos Pontificio y de España interpretados y otra pieza música desde lo alto de la Torre por los Heraldos del Evangelio.

¿Una nueva religión se impone con la pandemia?

Tengamos cuidado. Es asombroso el esfuerzo que están haciendo algunas ONGs culturales Europeas como Americanas para revivir los credos religiosos indígenas de Latinoamérica.

Tengamos cuidado. Es asombroso el esfuerzo que están haciendo algunas ONGs culturales Europeas como Americanas para revivir los credos religiosos indígenas de Latinoamérica. A lo que parece el objetivo es desterrar del corazón de nuestro continente el Cristianismo o hacer un sincretismo monstruoso de creencias aborígenes y cristianas como buscando instituir una nueva religión: ¿La religión del futuro con culto a un tal Padre Común y la Pachamama?

Son cientos de miles de dólares que se invierten en proyectos de toda índole mientras se sigue hablando de niños que mueren de hambre, falta de agua, energía, medicaciones, asistencia médica y otras prioridades para la vida, incluyendo la alfabetización y la educación superior o al menos la tecnológica.

Un Estado laico, que terminó siendo no tan laico

A la vez que las vocaciones religiosas disminuyen a pasos agigantados y poco se hace por crear un clima apropiado para que se desarrollen y realicen, los cultos indígenas y afro-americanos aumentan protegidos y financiados por políticas de Estado que reciben ayudas de entidades privadas millonarias para que incrementen desde sus ministerios de Educación y Cultura estas prácticas que llaman “ancestrales”. En ese mismo sentido trabajan también las bandas y conciertos de rock que ya han llegado a instaurar definitivamente entre la juventud cultos satánicos mediante el Black Metal en conciertos financiados o subsidiados por poderosas empresas privadas.

El pretendido Estado laico que el liberalismo impuso a punta de revoluciones y guerras civiles en el centro y sur de América, y tanto persiguió a la Iglesia Católica, se ha ido trasbordando gradualmente hacia la protección y cuidado de esas costumbres religiosas que parecían superadas. Algunas Constituciones de los países de esta parte del continente afirman que no protegerán ninguna creencia religiosa en particular. Sin embargo hacen todo lo posible para que el sentimiento religioso aborigen regrese otra vez no sin antes comenzar por tolerar la destrucción de testimonios del cristianismo como está sucediendo ahora con el derribo de estatuas de personajes que nos trajeron la cultura europea. Seguramente ya va comenzar en breve el incendio y asalto continuado a iglesias, y el asesinato de pastores y fieles del cristianismo, no cabe la menor duda.

Un odio larvado se trasmite a diario en películas y documentales que atafagan la opinión pública. Pero lo más lamentable es lo que se está haciendo en los colegios con niños y adolescentes de ambos sexos, al hacerles creer que España y Portugal especialmente, vinieron a América a destruir valores culturales elevadísimos y misteriosos que para algunos académicos de universidades destacadas fueron incluso traídos por supuestos extraterrestres. Esto ya está llegando al colmo de la fantasía y el trastorno mental.

Los nuevos areópagos, difunden las ideas del primitivismo

Con el uso gramatical del lenguaje que fue traído a este continente – porque ni el quechua, aimará o guaraní sirven para expresar ciertos conceptos y abstracciones sociológicas – demuelen mediante artículos de prensa, conferencias, documentales,palestras y otros medios, los valores heredados de Europa, especialmente el cristianismo. Usando los mejores medios de comunicación y tecnología que el progreso de la civilización nos ha dado, se valen de ellos para renegar de ella y elogiar culturas atrasadas, antropófagas, taradas por consumo de alucinantes y con sacrificios humanos, culturas que desconocían la rueda, la palanca y los animales de carga y que construyeron centros religiosos a golpe de látigo y esclavitud monstruosa. Nada se puede hacer por ahora para evitar semejante depredación cultural que pisotea reconocidos valores de comprobada superioridad y hoy nos tiene a las puertas de conquistar el fondo de los océanos y el espacio sideral. Que ha perfeccionado las comunicaciones al grado que hoy las conocemos y también ha conseguido grandes mejoras en la higiene y la medicina.

Teología de la liberación: gusta de las plumas, no tanto del incienso

Algunos reconocidos teólogos de la liberación critican el ceremonial cristiano con velas encendidas, incienso, músicas sacrales, cantos y otros elementos maravillosos que la cultura religiosa nos ha dado, pero sí les parece lo más normal danzas, tambores, plumas, gritos y contorsiones y hasta el uso de alucinógenos en rituales aborígenes que ahora se intentan fusionar con los cristianos. Todo con la colaboración de un Estado que se declara laico y en algunos casos ateo.

Varias cosas están cambiando a raíz de la pandemia pero no es justo que también nuestras costumbres religiosas esté siendo alteradas de tal manera que ya muchos no van reconocer su Iglesia de siempre como consecuencia no solo de las cuarentenas que parece seguirán imponiéndose con cierta frecuencia, sino de las propuestas que han surgido en ciertos sectores de la Iglesia.

Dios tiene sus horas para todo

La historia de la humanidad todavía no se está acabando. Dios tiene sus tiempos y sabrá el momento en que recogerá y enrollará los pergaminos de ella. Mientras tanto tenemos que seguir viviendo en este planeta para prepararnos a la vida Eterna y no más. La santísima Virgen anunció en Fátima el triunfo de su Inmaculado Corazón tras algunas catástrofes por las que se tendría que pasar, y esta de la pandemia bien podría ser una de ellas, pero en la que tendremos que luchar no solamente por preservar la vida sino –¡y sobre todo!-también la fe.

Gaudium Press – Por Antonio Borda

El Arzobispo de Toledo, Mons. Francisco Cerro Chávez visita la Casa de los Heraldos del Evangelio

El Arzobispo de Toledo, Mons. FrancIsco Cerro Chávez visitó la Casa de los Heraldos del Evangelio en Camarenilla. Después de conocer las diversas instalaciones y conversar con los integrantes de la Comunidad, celebró la Santa Misa.

En la Eucaristía concelebraron el Vicario Episcopal de Vida Consagrada, Don Raúl Muelas Jiménez, el párroco de Nuestra Señora del Rosario de Camarenilla, D. Ignacio Lopez del Moral y el Padre Leopoldo Werner Benjumea, E.P., de los Heraldos del Evangelio.

Luego compartió mesa y mantel con todos en una interesante y animada conversación.

Algunas pinceladas de la Homilía del Señor Arzobispo de Toledo y Primado de España, D. Francisco Cerro Chávez, durante la Eucaristía celebrada en la Capilla de la Casa de los Heraldos del Evangelio en Canarenilla, el viernes catorce por la tarde.

Agradezco la invitación a estar con vosotros y celebrar la Eucaristía. 

Es hermosísimo la oración que tienen los himnos de Laudes y de Vísperas de esta Fiesta de la Anunciación, que te viene a decir como que ‘Jesús se ha llevado a su Madre con tierra y todo al Cielo. Ella tiene una unidad única con la Trinidad‘.

Desde esta realidad hay tres aspectos a destacar.

  • Lo primero es tener un gran amor a la Virgen. Hay que tener mucha devoción a Virgen. Decía el Hermano Rafael que nunca se exagera en el amor a la Madre. Nunca. Siempre nos quedamos cortos. Por mucho que hagamos por Ella, mucho más ha hecho Ella por nosotros. Y por mucho que le demos a Ella, Ella 

nos ha dado mucho más porque nos ha dado al mismo Cristo, Luz de Luz, Dios de Dios, Dios verdadero de Dios verdadero como vamos a decir ahora. 

 

No tengamos ningún miedo de amar profundamente a la Virgen. Y tener esas claves tan sencillas que daba la Iglesia en el Concilio Vaticano II. A la Virgen hay que venerarla, invocarla y amarla. Tenemos que amar a Ella, la Madre de Dios y madre nuestra. La Madre que nos da a su hijo. La Madre que nos acoge siempre.

Estoy convencido que el único amor que no está en crisis, es el amor de la madre. Casi todos los amores humanos están en crisis. Pero yo me he encontrado muy pocas veces en mi vida, alguien que esté decepcionado de su madre…

Vuestra Espiritualidad enraizada en una profunda vivencia evangélica tiene que vivir ese amor, como los padres que se sacrifican por su hijos

  • Segundo: María es central, pero el centro del Evangelio es la pasión por Jesucristo. Eso es sagrado.

Decía el Cura de Ars : ‘perderse a Jesucristo es perderse lo mejor de la vida’. Lo que queremos es que el mundo conozca al camino de la vida verdadera. Y mientras que no encontremos a Jesucristo estamos siempre como incompletos. No nos llena nada. Sabemos lo que nos ofrece el mundo a todos y es muy poco original. Lo que lleva ofreciendo desde que el mundo es mundo, que es poder, dinero, éxito 

Un Heraldo del Evangelio tiene que vivir la centralidad de Jesucristo. Maria nos pone en el corazón de Cristo, pero Cristo tiene que ser el centro de nuestra vida. Como dicen los santos Padres: ‘Cristo adelante, Cristo detrás, Cristo a mi lado, Cristo siempre’. 

Hace unos días leí una entrevista. Quién es para Ud. Jesucristo, le preguntaron una vez al antiguo General de los Jesuitas, el padre Arruoe y respondió: ‘todo“. Me quitas a Jesucristo y nada tiene sentido en mi vida y los cimientos de mi vida se hunden . El centro de mi vida es Jesús. Para mi es todo.

La Madre Teresa de Calcuta al responder esa pregunta decía que el secreto de su vida se llamaba Jesús. Y ese secreto hay que contárselo a todo el mundo.

  • Tercero: Yo creo que la vida de un Heraldo, como la vida de un Obispo o de un sacerdote, o de un consagrado, debería ser, existir para la Evangelización. Eso que decía preciosamente Paulo VI en la Evangelii Nuntiandi: ‘La Iglesia solo existe para Evangelizar’. No existe para nada más. Las instituciones en la Iglesia sólo existen para ser buena noticia para los pobres y para los que sufren.

Y quien es más pobre que el que no tiene a Dios?.

Vamos a pedirle al Señor que nuestra vida esté determinada por la Evangelización. Cuando se reúnen los Obispos de Europa con el Papa Juan Pablo II al celebrarse el 25 aniversario del Concilio Vaticano II, es impresionante lo que dicen: Qué es Evangelizar?. Evangelizar es decir a cada persona que te encuentras en el camino de tu vida: Dios te ama, Dios ha nacido por ti, Dios ha muerto por ti, Dios ha resucitado por ti. Eso a cada persona que te encuentres en el camino . 

Es verdad que para Evangelizar debemos montar muchas cosas, como hacéis vosotros con Misiones Populares, ir por las calles y por las plazas, hacer Rosarios, llevar la imagen de la Virgen… Todo eso es precioso,  porque la Evangelización siempre es muy creativa, porque el amor es creativo, por eso la Iglesia tiene tantas formas de Evangelizar y todas son buenas, pero siempre desde que no olvidemos lo que decían los obispos europeos con San Juan Pablo II, Evangelizar es decirle a cada uno : ‘Dios te ama, Dios ha venido a la Tierra por ti, Dios ha nacido por ti, Dios ha muerto por ti y Dios ha resucitado por ti. El Señor vive por ti’.

Eso es lo que nos dice esta Fiesta de la Asunción hoy. Mirando al Cielo, ya que Ella se ha ido al Cielo hasta con tierra y todo lo humano es digno de ser vivido. Porque todo lo ha vivido Cristo o lo quiere vivir Jesucristo.

Pues que vivamos estas tres claves:

con María que vivamos el gozo y la alegría de que Ella desde su profundidad y humildad nos recuerda lo que significa Evangelio.

La Virgen nos lleva a poner a Cristo en el centro de nuestro Corazón. Perderse a Jesucristo es perder lo mejor de la vida. Y que esto nos lleve a Evangelizar. Ir por los caminos anunciando a Jesucristo con nuestra vida, con nuestras palabras y sobre todo con nuestro testimonio y nuestra coherencia. Que seamos capaces de vivir lo que nos exige el Evangelio y nuestra Madre, la Iglesia “.

Consagración a Jesucristo por manos de María en la Basílica de nuestra Señora de Guadalupe

El sábado 18 de julio, después de una metódica preparación por internet con los Heraldos del Evangelio…

Ordenaciones Sacerdotales en Toledo

El Arzobispo de Toledo y Primado de España, Mons. FrancIsco Cerro Chávez, ordenó este domingo por la mañana, en la Catedral, a ocho nuevos presbíteros de la Archidiócesis. En la Eucaristía -que fue concelebrada por el Arzobispo emérito, D. Braulio Rodríguez Plaza, el Obispo emérito de Segovia, D. Ángel Rubio Castro, el nombrado nuevo Nuncio en Sudán, D. Luis Miguel Muñoz Cárdaba y numerosos sacerdotes diocesanos- el Arzobispo en la Homilía exhortó a los nuevos presbíteros a cuidar su oración diaria, recordándoles que un día sin celebrar la Eucaristía es un día perdido en la vida y les pidió que amen apasionadamente a Nuestro Señor Jesucristo, apasionadamente a la Iglesia y apasionadamente a los pobres. “Solo se puede evangelizar aquello que se ama”. “Que los humildes puedan deciros que sois sus amigos. Que se os conozca por el corazón que no es ambicioso. Sed humildes y viviréis una gran vida sacerdotal y de santidad”.

Los ochos nuevos sacerdotes son: D. Arturo Carmona Cogollo, D. Sergio Cebrián Fuentes, D. Rubén Medina Muñoz, D.Pablo Molina Manzanares, D. Juan Leonardo Pollicino Martínez, D. José Javier Sánchez-Vallejo González y D.José Nazario Vaquero Sepúlveda.

El deber cumplido

El deber cumplido

Quienes participamos de la Misa por el eterno descanso del alma del Rvdo. D. Pedro Paulo de Figueiredo, E.P., el 29 de junio en la Basílica de la Concepción de Nuestra Señora en la calle Goya de Madrid, salimos de la Eucaristía con una idea clara en el espíritu: lo que en la vida realmente vale y es importante, es haber cumplido con lo que Dios espera de cada uno.

Fue una celebración muy digna, presidida por el Cardenal Arzobispo, D. Carlos Osoro Sierra y concelebrada por tres de sus Vicarios Episcopales, tres Sacerdotes Heraldos del Evangelio y otros once sacerdotes. La belleza del templo, la luz que atravesaba las vidrieras y la armonía de las músicas y cantos del coro de los Heraldos, elevaban las almas hacia las consideraciones más altas que la muerte nos recuerda: la importancia del destino final.

El Cardenal Carlos Osoro señaló en su homilía que nos reunimos “esta tarde, en esta fiesta entrañable, de San Pedro y San Pablo, apóstoles de Cristo, testigos del Señor, anunciadores con sus vidas de la Buena Noticia que es el mismo Jesucristo. Pero estamos reunidos también para recordar y rezar por Don Pedro Paulo de Figueiredo, que ha estado con nosotros tanto tiempo. Y que esta pandemia le ha hecho sufrir esta enfermedad y entregar la vida a Nuestro Señor Jesucristo”. Y en base a las lecturas del día señaló que en primer lugar, nos dice el Señor que vivamos de la fuerza, de la gracia y del poder de Nuestro Señor Jesucristo. En segundo lugar, el Señor nos invita a vivir también en nosotros, de la fuerza que tiene la Resurrección de Cristo, el no tener miedo a nada. Y en tercer lugar el Señor en el Evangelio nos invita a vivir en la cercanía y en la comunión con Nuestro Señor Jesucristo”.

Recordó como Don Pedro Paulo -que fue Superior de los Heraldos del Evangelio y de la Sociedad de Vida Apostólica Virgo Flos Carmeli en España- había respondido a la llamada del Señor y vivió esa cercanía y esa Comunión con la Iglesia y con Nuestro Señor Jesucristo.

Viendo tantas personas de tan diferentes edades, pero con una misma Fe y que siguen el carisma al cual Don Pedro Pablo se dedicó por entero siguiendo al Prof. Plinio Corrêa de Oliveira y a Mons. João S. Clá Dias, pensaba cómo es verdad que la Iglesia es un inmenso y caudaloso río, en el cual se van sucediendo las aguas, pero siguen el mismo curso rumbo al mar. Don Pedro Paulo pertenece ya, así lo esperamos por la Misericordia de Dios, a la Iglesia triunfante. Muchos otros, muy jóvenes, que pertenecen a los Heraldos del Evangelio siguen con alegría dentro de ese río. Los que se marchan a la Eternidad son un ejemplo para continuar dando todo en el servicio de la Iglesia y por tanto de Nuestro Señor Jesucristo.

Acompañaron a los Heraldos en la Eucaristía el Ministro Consejero de la Embajada del Brasil, la presidenta y la secretaria del Foro de Laicos de España, y representantes de varias realidades apostólicas de Madrid con quienes los Heraldos del Evangelio mantienen relaciones de amistad, en un clima de eclesialidad y reconocimiento mutuo.

Cinco décadas de evangelización, cinco décadas de entrega a la Santísima Virgen María y a Dios Nuestro Señor, cinco décadas del deber cumplido, que fueron recordadas con la oración y la estima de tantos, para comenzar por el Cardenal Arzobispo y los sacerdotes que con él concelebraron. Sin duda, al final de la vida, nada como poder mirar hacia atrás y ver que se ha cumplido con el deber. Como católico, como sacerdote y como Heraldo del Evangelio.

¡Descanse en Paz!

Tiendas abiertas e iglesias cerradas: ¿qué es realmente esencial?

La carta de una monja, un paseo por la ciudad y la nota de la Conferencia Episcopal Italiana de ayer muestran nuevas luces sobre lo que es realmente esencial durante la pandemia

El artículo Misas públicas suspendidas: el gran Viernes Santo de la Iglesia suscitó algunos comentarios en redes sociales y vía e-mail. Las observaciones eran las más diversas, pero el tono general era: “Tengo añoranzas de la Eucaristía”… Sentimiento comprensible, nadie lo puede negar.